FAO – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), es la principal organización mundial dedicada a combatir el hambre. Brinda asistencia técnica para la elaboración de políticas, programas y proyectos de alcance local, municipal, regional y nacional orientados a eliminar el hambre y la malnutrición; promover sus sectores agrícola, pesquero y forestal; promocionar la agricultura familiar; orientar en materia de sanidad animal y vegetal y fortalecer las comunidades de diferentes zonas agroecológicas para que potencien y conserven su patrimonio alimentario y nutricional en beneficio de las generaciones presentas y futuras.

Superar el hambre es posible

Mandato

La FAO tiene como mandato mejorar la nutrición, aumentar la productividad agrícola, elevar el nivel de vida de la población rural y contribuir al crecimiento de la economía mundial para que ninguna niña, niño, hombre o mujer tenga que vivir con hambre ni sufrir la inseguridad alimentaria. Además, la FAO trabaja para garantizar la inocuidad de los alimentos, asegurando una alimentación equilibrada y nutritiva; promoviendo de forma paralela la utilización sostenible de los recursos naturales.

Las comunidades vulnerables, y en especial las mujeres así como los indígenas, son los principales destinatarios de las iniciativas que implementamos codo a codo con el gobierno de Bolivia, la sociedad civil y la cooperación internacional, empoderando a los actores sociales y a las comunidades locales para que sean protagonistas de su propio desarrollo.

Prioridades Nacionales

De acuerdo a las directrices establecidas por la 31ª Conferencia Regional de la FAO y el Marco de programación de País para el período 2013-2017 construido de forma dialógica con el Estado de Bolivia, con la participación activa de ocho ministerios y la sociedad boliviana definió cuatro áreas prioritarias:

 Seguridad Alimentaria con Soberanía

Es un escenario en el que los sectores más vulnerables del país no cuentan con los medios económicos necesarios para acceder a los alimentos con mayor valor nutricional; la FAO, a través de una sólida articulación entre diversos sociales comprometidos con la protección del Derecho Humano a la Alimentación Adecuada, brinda asesoramiento técnico para la construcción de una Política Nacional que incorpore la Seguridad Alimentaria y Nutricional con Soberanía. Esta iniciativa se concreta en programas, proyectos y planes orientados al fortalecimiento de la producción sostenible de alimentos estratégicos,; a su almacenamiento, el fomento de compras estatales de alimentos prioritarios y al perfeccionamiento de los sistemas de información y gestión de la seguridad alimentaria.

Agricultura Familiar

Ante el acceso limitado a recursos de tierra y capital que enfrentan las pequeñas unidades familiares dedicadas a la actividad agropecuaria, la FAO colabora con el gobierno de Bolivia en la formulación y adopción de políticas a favor del desarrollo sostenible de la agricultura familiar, que comprenden familias, comunidades y emprendimientos asociativos de base, para que tengan acceso regular a servicios públicos de calidad para la producción, comercialización y transformación de alimentos.

Cambio Climático con Sostenibilidad

El Cambio Climático amenaza la producción agropecuaria por cambios de temperaturas, cambios en las pautas de lluvia, e incremento de la frecuencia de eventos climáticos extremos como sequías, inundaciones, granizadas y nevadas. A través de acciones altamente participativas y concertadas en los tres niveles de gobierno, la FAO apoya en la implementación de políticas públicas con enfoque de gestión y reducción de riesgos de desastres agropecuarios, orientadas al mejoramiento de las capacidades de adaptación de la actividad agropecuaria al Cambio Climático, además de la protección de los medios de vida de las poblaciones más vulnerables.

Inocuidad Alimentaria y Sanidad Agropecuaria

Existe una creciente preocupación relacionada al aumento de las plagas y enfermedades en los cultivos y animales, que han provocado la aparición y mayor ocurrencia de intoxicaciones por alimentos; además de enfermedades causadas por los animales. Estos fenómenos general anualmente elevados costos para los gobiernos, productores y consumidores del país, constituyéndose en una amenaza para la salud pública y un deterioro del comercio de alimentos. La estrategia consensuada para reducir estos riesgos, se traduce en un Sistema Nacional de Inocuidad de Alimentos y Sanidad Agropecuaria que a través de servicios públicos, `permita enfrentar la contaminación en la producción, transformación y venta al menudeo; así como mejorar la calidad de los laboratorios de alimentos y sus procedimientos; de manera que los consumidores tengan acceso a alimentos libres de enfermedades.

Nuestro Horizonte

A través del diálogo político entre el Estado y la FAO, con la participación activa de ocho ministerios y la sociedad boliviana, el año 2012 se elaboró el Marco de programación de País (MPP); un documento construido mediante un amplio proceso de consulta que define las acciones conjuntas en las que la FAO estará involucrada y comprometida en el periodo 2013-2017. Con esta programación estratégica, la FAO pretende que Bolivia alcance una Seguridad Alimentaria con Soberanía; desarrolle la Agricultura Familiar; enfrente el Cambio Climático y fortalezca la Inocuidad y Sanidad Agropecuaria.

La FAO apoya al país brindando

  • Asesoramiento al Gobierno para la gestión de políticas agrícolas, programas y estrategias nacionales orientadas a reducir la inseguridad alimentaria.
  • Asistencia técnica a través de sus proyectos y la capacitación a los beneficiarios en diversos campos: agropecuario, pesquero, forestal y recursos naturales, entre otros.
  • Estadísticas e información, mediante información especializada que ayuda a los gobiernos del mundo y a las comunidades nacionales a luchar contra el hambre y a garantizar la nutrición. La FAO disemina información sobre los precios de los alimentos, estudiando las principales causas y tendencias del hambre. Asimismo, analiza y difunde información recopilada de los países en materia de alimentación, agricultura, bosques, pesca, plagas, enfermedades transfronterizas, agua, tierras, entre otros.
  • Atención de emergencias, a través de la Unidad de Coordinación de Emergencias y Rehabilitación (UCER) brinda apoyo al país en la prevención de catástrofes, el establecimiento de sistemas de manejo de riesgos, la evaluación de daños y la rehabilitación del sector agrícola.

Prioridades Nacionales

  • Seguridad Alimentaria con Soberanía
  • Agricultura Familiar
  • Cambio Climático con Sostenibilidad
  • Inocuidad Alimentaria y Sanidad Agropecuaria
Ver más

Programas/Proyectos

Enlaces de interés