Bolivia es sede del Centro Regional de Inteligencia Antinarcóticos

La Paz, 8 de mayo de 2018 (Naciones Unidas).- El Ministro de Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, Carlos Romero, inauguró el 4 de mayo, en Santa Cruz de la Sierra, el Centro Regional de Inteligencia Antinarcóticos (CERIAN), cuyo propósito es coordinar acciones de lucha contra el tráfico ilícito de drogas con entidades policiales y de control antidrogas de sus cinco países limítrofes: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú.

Romero explicó que este Centro permitirá desarrollar información procesada de seguimientos vigilados, del modus operandi, la composición y operación de organizaciones criminales de movimientos portuarios, aeroportuarios y terrestres que en lo táctico se traducen en un trabajo coordinado conjunto.

Agregó que el CERIAN permitirá conjugar acciones locales y globales para tener resultados más efectivos, puesto que el crimen está nucleado en organizaciones transnacionales. “Desde lo local, hay una movilización social y estatal comprometida con la lucha contra las drogas y en lo global, un trabajo de estrategia regional en el marco de la responsabilidad común y compartida. Una concepción de protección de la salud pública del mundo”, dijo.

“Agradecemos a los países de la región que aceptaron que este centro se instale en Santa Cruz, Bolivia, por eso es una doble responsabilidad, porque el trabajo debe ser exitoso y contundente, con agendas de trabajo mixtas”, manifestó. Precisó que el Centro estará equipado según las exigencias y mantendrá una base de datos entre los países limítrofes para coordinar acciones destinadas a un control policial antinarcóticos más efectivo.

En la oportunidad, el Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, destacó la posición estratégica de Bolivia y especialmente de Santa Cruz de la Sierra como punto de tránsito internacional de droga, entre países que tienen el compromiso común de lucha contra la producción, el tráfico el consumo de drogas ilícitas. “La ubicación de este Centro ayudará a intercambiar información en tiempo real para adelantarse a los grupos criminales”, añadió.

“El análisis operativo y táctico estratégico sobre la delincuencia que se realice en el Centro permitirá a los investigadores recibir orientaciones para conducir sus actuaciones destinadas a desmantelar bandas criminales. Bolivia y los países de la región contarán con un mecanismo operativo para fortalecer la implementación y el seguimiento a los convenios y acuerdos bilaterales y regionales que han suscrito”, sostuvo.

Rostan resaltó que la apertura del CERIAN está en línea con el Sistema Internacional de Fiscalización de Estupefacientes y las resoluciones de la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas (UNGASS) sobre el problema mundial de las drogas de 2016.

Esta importante iniciativa se complementará con otras de intercambio de información e inteligencia, capacitación y cooperación policial e investigaciones, lideradas por la UNODC y financiadas por la Unión Europea, como el Proyecto de Comunicaciones Aeroportuarias (AIRCOP), CRIMJUST y el Programa Global de Control de Control de Contenedores.

La UNODC continuará brindando asistencia técnica y acompañamiento en la implementación de este Centro a través de sus oficinas en Bolivia, en la región y en su sede en Viena, Austria, promoviendo además las buenas prácticas y las lecciones aprendidas en la implementación de este tipo de iniciativas a nivel mundial.

———

http://www.unodc.org/bolivia/es/Bolivia-es-sede-del-Centro-Regional-de-Inteligencia-Antinarcoticos.html