Bolivia liderará la Primera Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas

La Conferencia Mundial tendrá lugar el 22 y 23 de septiembre en Nueva York

Bolivia, asumirá el lidConf Indigenas 1erazgo en la Reunión Plenaria de Alto Nivel del 69 Periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas que se conoce como “I Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas” (CMPI) que se realizará entre el 22 y 23 de septiembre próximo en Nueva York.

La participación del presidente Evo Morales Ayma, será múltiple y de alta responsabilidad por el peso que conlleva su condición de primer mandatario y, por el respaldo otorgado por 133 naciones del planeta al frente de la presidencia del Grupo de los 77 y China. Además llevará la voz de las 8 naciones de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), de los pueblos originarios y de los parlamentarios indígenas de la región latinoamericana, afirmó la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Bolivia, Katherine Grigsby.

A su vez destacó el  liderazgo de Bolivia en el proceso preparatorio de esta  Conferencia, específicamente en cuanto a las temáticas que se discutirán en la misma, las que a su vez son resultado de un rico proceso  de consultas mundiales en la que participaron representantes de los pueblos y naciones de las siete regiones geopolíticas del mundo. La propuesta de las temáticas se reflejó en la carta dirigida al Secretario General por los Representantes Permanentes ante la ONU de Bolivia, Dinamarca, Finlandia, Guatemala, México, Nueva Zelanda, Nicaragua y Noruega

Tres son los ejes temáticos que se desarrollarán en la Conferencia indicó la Coordinadora Residente, estos son : derechos de los pueblos indígenas; tierra, territorio y recursos; y prioridades de los pueblos indígenas para la Agenda de Desarrollo Sostenible después del 2015.

La Conferencia será una reunión decisiva para avanzar en la incorporación en la Agenda de Desarrollo Sostenible después del 2015, de las visiones sobre el desarrollo global que tienen los pueblos indígenas en consonancia con la perspectiva de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Como resultado de la Conferencia se obtendrá un documento final conciso y orientado a la acción.

5.000 pueblos Indígenas

Según la ONU en 90 países del mundo existen 5.000 pueblos indígenas, principalmente en América Latina, Asia y África, constituidos por 370 millones de habitantes, es decir, más del 5% de la población mundial (7.200 millones). En América Latina hay más de 400 etnias, cada uno con su propia lengua y cultura. Sólo en Bolivia existen 36 pueblos indígenas originario campesinos.

Katherine Grigs140903 05 BO S1 Katherinaby,  recordó que los derechos de los Pueblos Indígenas han ocupado un lugar central en la agenda de las Naciones Unidas desde hace décadas, al punto que se han desarrollado acciones como la creación del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, establecido en el año 2000 por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas ECOSOC . Del mismo modo, se creó la figura del Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, cuyo mandato es examinar el cumplimiento de los derechos indígenas y formular recomendaciones y propuestas sobre las medidas para reparar y prevenir la violación de los derechos y libertades fundamentales de los pueblos indígenas.

 

Avances de los derechos de los pueblos indígenas

 Para Katherine Grigsby, la conformación del Estado Plurinacional de Bolivia,  es un referente para el resto de los pueblos indígenas del mundo, al igual que lo es su Constitución, la cual reconoce la diversidad en todas sus dimensiones, mas allá de la cultura y las lenguas, y posibilita a los pueblos originarios, indígenas, campesinos y a las comunidades interculturales y afro bolivianas, el ejercicio pleno del poder.

 “En Bolivia es muy notoria la presencia indígena en los diferentes poderes del Estado y ello no es característico en otros países de la región con alta población indígena. Más bien ello constituye una aspiración de estos pueblos” añade la Coordinadora Residente.

Agregó que el Anteproyecto de Ley del Consentimiento Libre, Previo e Informado se encuentra entre los principales avances vinculados a los derechos de los pueblos indígenas originarios y campesinos de Bolivia.

“Este instrumento es esencial para proteger la voluntad real de los pueblos indígenas y su derecho a una vida digna. Libre supone que los pueblos indígenas puedan actuar sin coacción o imposición en el ejercicio pleno de sus derechos civiles, políticos, económicos,  sociales y culturales; Previo, porque se requiere de la consulta con suficiente tiempo de antelación a la toma de decisiones o a la adopción de medidas legislativas o administrativas que puedan afectar directamente a los pueblos indígenas; e Informado, porque es preciso que los pueblos indígenas dispongan de la información necesaria para que puedan decidir con pleno conocimiento de todas las situaciones que acompañan su decisión y de las implicaciones que esta produce”, subrayó la Coordinadora Residente de la ONU.

La Representante destacó que en Bolivia, la ONU acompañó el proceso de construcción de este Anteproyecto de Ley que recoge el espíritu de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En este proceso, participaron activamente los movimientos sociales, los pueblos indígenas, originarios y campesinos, las comunidades interculturales y el pueblo afro boliviano. Destacó que este Anteproyecto de Ley es un avance más que posiciona favorablemente a Bolivia en la Conferencia Mundial que se llevará a cabo en Nueva York.

Katherine Grigsby hace referencia a uno de los fundamentos de la cosmovisión del pueblo maya mesoamericano en cuanto a que la interculturalidad real tan necesaria para la convivencia armoniosa y la paz, se logra cuando somos capaces de reconocer que “tú eres mi otro yo”.  En este sentido,  destaca que aún queda un largo camino por recorrer hasta lograr una sociedad intercultural, equitativa e incluyente, en la que el respeto a los derechos de todos por igual sea propio de la vida cotidiana y no sólo de una ley o de un decreto de obligatorio cumplimiento.

Por último la Coordinadora Residente remarcó que la transformación de la educación en todos sus ámbitos y niveles es esencial e indicó que ésta va de la mano con la cultura y la identidad, ambos factores fundamentales del desarrollo, el progreso y el bienestar de la sociedad. Agregó que posiblemente serán las futuras generaciones de bolivianos y bolivianas quienes reconozcan la diversidad en todas sus formas y dimensiones como algo natural que los enriquece y enorgullece.