La UNODC presentó el Informe Global de Trata de Personas 2018, con énfasis en Sudamérica

La Paz, 4 de febrero de 2019 (Naciones Unidas).- El Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) en Bolivia, Thierry Rostan, presentó hoy el Informe Global de Trata de Personas 2018, haciendo énfasis en Sudamérica.

A nivel mundial, los países están detectando y reportando más víctimas de trata. En 2016, el número de víctimas reportadas a nivel global alcanzó su nivel más alto cuando se detectaron más de 24.000. El aumento en el número de víctimas detectadas ha sido más pronunciado en las Américas y en partes de Asia. Estos aumentos pueden ser el resultado de una mayor capacidad nacional para detectar, registrar y reportar datos, o el resultado de un aumento de la ocurrencia de la trata.

El Informe muestra que el 72% de las víctimas detectadas en 2018 en todo el mundo son del género femenino. El 49% de los casos son mujeres adultas y 23% son niñas, lo que representa un incremento en relación con el informe anterior, de 2016.

La mayoría de las víctimas detectadas a nivel mundial son objeto de trata con fines de explotación sexual, aunque este patrón no es uniforme en todas las regiones. La trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual prevalece en las regiones donde se detectan la mayoría de las víctimas: América, Europa y Asia Oriental. En América Central y el Caribe, más niñas son objeto de trata con fines de explotación sexual, mientras que en las otras subregiones del continente es más común la detección de trata de mujeres adultas con estos fines.

En Sudamérica, el 93% de las víctimas de trata fueron detectadas dentro de la misma región. En esta subregión, la gran mayoría de las víctimas de trata detectadas (80%) son de sexo femenino, mujeres y niñas. Las mujeres adultas constituyen por poco una mayoría general de las víctimas detectadas (51%), mientras que las niñas representan una proporción significativa (31%). Las niñas son detectadas con mucha más frecuencia que los niños.

 Los países andinos informan de porcentajes particularmente elevados de trata de menores de edad. En Bolivia y Perú, se detectaron más niños y niñas víctimas que adultos. En el Ecuador, los niños y niñas representan poco menos de la mitad de las víctimas de la trata detectadas en ese país. Los países del Cono Sur, incluidos Argentina, Chile y Uruguay, reportan una gran proporción de mujeres entre las víctimas detectadas (más del 60%). Lo mismo ocurre en Colombia y Venezuela, donde las mujeres representan la gran mayoría de las víctimas detectadas.

 La mayoría de las víctimas detectadas en Sudamérica fueron captadas con fines de explotación sexual. En 2016, estas víctimas representaban el 58% del total de Sudamérica. Los datos de ocho países que presentan esta información en la subregión muestran que la abrumadora mayoría (96%) de estas víctimas fueron mujeres, y que hubo más adultas que niñas.

 La segunda forma más reportada fue la trata con fines de trabajo forzoso. Esta forma afectó a todos los grupos de víctimas (mujeres, hombres, niñas y niños) en números similares. Bolivia y Perú informaron que alrededor del 30% de las víctimas detectadas habían sido objeto de trata con fines de trabajo forzoso. Las «otras» formas de explotación detectadas en esta subregión incluyen la adopción ilegal y la mendicidad forzada.

 En Bolivia la forma más reportada fue la trata con fines de trabajo forzoso habiéndose reportado 89 casos en 2017. La segunda forma más reportada en este país fue la trata con fines de explotación sexual reportándose 54 casos en el mismo año. La adopción ilegal ocupa el tercer lugar con 18 casos reportados y, de forma marginal, la mendicidad forzada con un caso reportado en 2017.

 Respecto del perfil de los tratantes, la mayoría son hombres. El 63% de las personas condenadas por este delito en América del Sur son hombres y el 37% mujeres. Argentina informó el mayor número de enjuiciamientos y condenas, así como la mayor proporción de mujeres entre los enjuiciados y condenados. Paraguay informó que había condenado a más mujeres que hombres por trata.

 Entre las conclusiones del Informe Global de Trata de Personas 2018, Thierry Rostan resaltó que a nivel mundial los países están detectando más víctimas y condenando a más tratantes, lo que significa un avance importante en la lucha contra esta forma de criminalidad organizada. También, sostuvo que el aumento del número de condenas se debe al aumento del número de víctimas detectadas y reportadas, lo que demuestra que la respuesta de la justicia penal refleja la tendencia de la detección.

 El Informe presentado es elaborado cada dos años por la UNODC desde el 2010 por mandato de la Asamblea General de las Naciones Unidas, reforzando el vínculo entre la lucha contra este delito y la consecución las metas de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. La edición 2018 del Informe se construye con datos de 142 países, que representan más del 94% de la población mundial. La información recibida de los Estados Miembros es analizada por la UNODC junto con información de la sociedad civil, otras agencias del Sistema de Naciones Unidas e información de dominio público.

Más información:

Página web de la UNODC de Trata de Personas

Informe Global de Trata de Personas 2018 (en inglés)

paykasa paykwik
agario agario
buy Instagram followers
hgs ykleme
Evden eve nakliyat