InicioNoticiasDestacados NacionalesLas mujeres avanzan en educación; salud y violencia están pendientes

Las mujeres avanzan en educación; salud y violencia están pendientes

8 de marzo, 2013

(LA RAZON).- La mujer boliviana conmemora hoy su día con avances en el ámbito educativo y mayor participación en espacios políticos y sociales, pero aún está pendiente reducir los índices elevados de violencia en su contra y el acceso a servicios de salud, según entidades y legisladoras.

“El Día de la Mujer no se hizo para festejar sino para visibilizar nuestra realidad. En Bolivia hemos avanzado en algunos aspectos, como en la participación política, también en el tema educativo, pero por esfuerzo propio; las mujeres se han mostrado muy fuertes y definidas para lograr educarse y superarse”, expresó Elizabeth Reyes, diputada de Unidad Nacional.

Los resultados de la Encuesta de Hogares 2011, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), respaldan esta opinión en cuanto a educación, pues señalan que no existe mucha diferencia entre ambos géneros. El grado de instrucción alcanzado por mujeres mayores a 19 años de edad en formación superior es de 26,61% frente al 28,65% de varones.

No obstante, las mujeres continúan siendo inducidas a estudiar carreras de servicio, como enfermería y trabajo social, y al contrario, tienen limitada presencia en ingenierías, aviación y otras especialidades que se dicen ser “masculinas”, manifestó la directora del Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem), Mary Marca.

En espacios políticos se logró el 50% de participación de las mujeres, que actualmente ejercen cargos de ministras, viceministras, senadoras, diputadas, alcaldesas, concejalas, entre otros, aseguró la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada. “Un claro ejemplo es que las cámaras de Diputados y Senadores están presididas por dos mujeres”, resaltó.

Marca observó que si bien se logró más participación, la mayoría de las legisladoras no priorizan las demandas de las mujeres, pese a estar en un espacio de decisión y poder. “Las mujeres somos el 50% de la población y apoyamos al desarrollo del país desde una condición marginal, pero las legisladoras no apoyan las demandas del género”.

Reyes dijo que deberían ser políticas de todo el Estado, pero reconoció que en el Legislativo hay poca conciencia de género para lograr leyes a favor y citó como ejemplo la Ley Contra el Acoso Político que duró 10 años y la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, que fue agilizada tras el asesinato de la periodista Hanalí Huaycho, a manos de su esposo.

Reducir la violencia contra la mujer es un tema que aún queda pendiente en el país, que ocupa el primer lugar en violencia integral, y el segundo, después de Haití, en violencia sexual, según los últimos datos de Naciones Unidas, informó Tejada. “Son datos que hablan por sí solos, sabemos cuáles son las tareas en las que debemos trabajar”.

Categorías: