Mensaje del Director Ejecutivo de la UNODC, Yury Fedotov, en ocasión del Día Mundial contra la Trata de Personas, 30 de julio de 2018

Viena, 30 de julio de 2018 (Naciones Unidas) – En ocasión del Día Mundial contra la Trata de Personas, 30 de julio de 2018, el Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés), Sr. Yury Fedotov, emitió el siguiente mensaje: El Día Mundial contra la Trata de Personas, celebrado anualmente, tiene como enfoque prioritario este año, el resaltar la necesidad urgente de mejorar las respuestas de prevención y combate de este delito entre la niñez y juventud.

Hoy, más que nunca, debemos resaltar la protección de aquellas personas que se encuentran en una mayor situación de vulnerabilidad. El contexto actual de crisis humanitarias y conflictos armados ha expuesto a las niñas, niños y jóvenes a un mayor riesgo de ser víctimas de la trata de personas. Los peligros son aún mayores cuando niñas, niños y jóvenes se encuentran en movimiento, frecuentemente separados de su familia.

De igual forma, el Internet y las nuevas tecnologías de la información están siendo utilizados erróneamente por los delincuentes para ampliar su ámbito de influencia. A través de aplicaciones electrónicas y salas virtuales de conversación, los tratantes se acercan a los jóvenes y utilizan estos medios para captarlos con el fin de explotarlos. La delincuencia aprovecha que este es uno de los grupos más conectados y socialmente comprometidos.

Las respuestas más efectivas en contra de la trata de personas, que consideren como eje central el interés superior de la niñez y la juventud, requieren coordinación y cooperación.

La UNODC continuamente apoya a los gobiernos en el diseño de dichas respuestas, y brinda asistencia integral para que los países implementen la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños.

Casi todos los países del mundo se han comprometido a que el Protocolo en contra de la trata de personas entre en acción. Está en nosotros el poner en marcha las mejores y más efectivas medidas para proteger a la niñez y a la juventud, para terminar con la impunidad, y para asegurar que la justicia salvaguarde sus intereses a lo largo de las diversas etapas del camino.

Con la campaña Corazón Azul, la UNODC busca incrementar el conocimiento de la población con respecto de la trata de personas y sensibilizar sobre las condiciones en las que se encuentran las víctimas, un tercio de las cuales son niñas y niños. A través del Fondo de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Trata de Personas, la UNODC impulsa acciones para que las víctimas sean sobrevivientes.

La UNODC coordina el Grupo Inter-Agencial contra la Trata de Personas (ICAT, por sus siglas en inglés) en el que participan 23 agencias del Sistema de Naciones Unidas y otros socios regionales e internacionales los cuales buscan armonizar y robustecer sus respuestas en contra de la trata de personas.

También, estamos trabajando con el sector privado y la sociedad civil para reducir el delito cibernético y así prevenir y combatir la trata de personas, el abuso, y la explotación de las niñas y los niños a través de Internet. Al construir puentes de cooperación transfronteriza y fortalecer capacidades de aplicación de la ley, colaboramos para que el sector de las tecnologías sea también parte de la solución y protejan a la niñez y la juventud en línea.

Aprovechemos el Día Mundial contra la Trata de Personas para continuar estrechando alianzas y buscando soluciones a este problema mundial. Todos tenemos la responsabilidad de prevenir y detener la trata de personas; todos tenemos la responsabilidad de proteger la salud y bienestar de las niñas y los niños, y de trabajar conjuntamente en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.