Mensaje del Secretario General en el Día Internacional de conmemoración y homenaje a las víctimas del terrorismo

El terrorismo en todas sus formas y manifestaciones sigue siendo un desafío mundial que provoca daños duraderos a las personas, las familias y las comunidades. Estas cicatrices son profundas y, aunque pueden atenuarse con el tiempo, nunca desaparecen.

Este Día Internacional nos recuerda que, por mucho tiempo que haya pasado desde un atentado, las víctimas siguen luchando contra sus secuelas. Es preciso que las víctimas y los supervivientes de todo el mundo tengan la oportunidad de recuperarse a través de la justicia y de medidas de apoyo. Miles de ellos muestran una gran resiliencia, valentía y espíritu. Han forjado alianzas mundiales, han abordado y contrarrestado los falsos relatos difundidos por los terroristas y han alzado su voz contra la amenaza del terrorismo y la ausencia de justicia.

Debemos proporcionar un apoyo multifacético y a largo plazo a las víctimas y los supervivientes del terrorismo, en particular mediante alianzas con los gobiernos y la sociedad civil, para que puedan reponerse y recuperarse, reconstruir sus vidas y ayudar a los demás.

Apoyar a las víctimas del terrorismo es una de las maneras de hacer honor a nuestra responsabilidad de defender sus derechos y nuestra humanidad común. Escuchándolas también podemos aprender mucho sobre el mejor modo de unir a nuestras comunidades contra el terrorismo.

Las Naciones Unidas han ayudado a conectar y hacer que se oigan las voces de las víctimas del terrorismo a través de las actividades de la Oficina de Lucha contra el Terrorismo. La reciente aprobación por la Asamblea General de una resolución sobre las víctimas y el establecimiento de un Grupo de Amigos de las Víctimas del Terrorismo son medidas adicionales para garantizar que nuestro apoyo sea mayor y mejor y aborde todos los aspectos de las necesidades de las víctimas. La organización por primera vez de un Congreso Mundial de las Naciones Unidas de Víctimas del Terrorismo, que tendrá lugar el año próximo, seguirá fortaleciendo nuestra labor colectiva.

En la celebración del segundo Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, pido que todos reflexionemos sobre las vidas que han cambiado para siempre como consecuencia del terrorismo. Comprometámonos a mostrar a las víctimas que no están solas y que la comunidad internacional se solidariza con ellas, dondequiera que se encuentren. En su llamamiento a la recuperación y la justicia, las víctimas hablan en nombre de todos nosotros.