Afirma estudio de la UNODC: El hogar es el lugar más peligroso para las mujeres

La mayoría de las víctimas mujeres de homicidio en todo el mundo son asesinadas por sus parejas o familiares

https://www.unodc.org/bolivia/es/El-hogar-es-el-lugar-mas-peligroso-para-las-mujeres.html

La Paz, 26 de noviembre de 2018 (Naciones Unidas).- Alrededor de 87.000 mujeres fueron asesinadas en todo el mundo el año pasado, de las cuales alrededor de 50.000 (el 58 por ciento), lo fue a manos de su pareja íntima o familiares. Esto equivale a seis mujeres asesinadas cada hora por personas que conocen, según una nueva investigación publicada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El estudio, publicado para el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), examina los datos de homicidios disponibles para analizar las muertes de mujeres y niñas relacionadas con su género, con un enfoque específico en la pareja íntima y el homicidio relacionado con la familia, y cómo esto se relaciona con la situación y roles de la mujer en la sociedad y en el ámbito doméstico.

“Si bien la gran mayoría de las víctimas de homicidios son hombres, las mujeres siguen pagando el precio más alto como resultado de la desigualdad de género, la discriminación y los estereotipos negativos. También son las que tienen más probabilidades de ser asesinadas por la pareja y la familia», dijo el Director Ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov.

Al analizar la tasa de mujeres víctimas de homicidio cometidas por parejas íntimas o familiares, el estudio encontró que la tasa global era de alrededor de 1,3 víctimas por cada 100.000 mujeres.

En términos de distribución geográfica, África y las Américas son las regiones donde las mujeres corren más riesgo de ser asesinadas por sus parejas íntimas o miembros de su familia. En África, la tasa fue de alrededor de 3,1 víctimas por cada 100.000 mujeres, mientras que en las Américas fue de 1,6 víctimas; en Oceanía, 1,3 y en Asia, 0,9. La tasa más baja se encontró en Europa, con 0,7 víctimas por cada 100.000 mujeres.

Según el estudio, en los últimos años no se han logrado avances tangibles en la protección de las vidas de mujeres víctimas de homicidios relacionados con la pareja o la familia, a pesar de la legislación y los programas desarrollados para erradicar la violencia contra las mujeres.

“Se necesitan respuestas específicas de la justicia penal para prevenir y terminar con los asesinatos relacionados con el género”, agregó Yury Fedotov. El estudio también exige una mayor coordinación entre la policía y el sistema judicial, así como los servicios sociales y de salud, y destaca la importancia de involucrar a los hombres en la solución, incluso a través de la educación temprana. Más de 3.500 policías y fiscales de todo el mundo fueron capacitados por la UNODC el año pasado para investigar y perseguir efectivamente la violencia contra las mujeres y las niñas.

El estudio está disponible en inglés en la página de la UNODC, a través de este enlace.