Inicio »Noticias »Noticias Nacionales »Bolivia tiene el nivel más alto de mortalidad materno infantil

Bolivia tiene el nivel más alto de mortalidad materno infantil

6 de septiembre, 2013

(EL DIARIO).- El Ministerio de Salud dispuso que médicos especialistas, como ginecólogos y pediatras, lleguen a las áreas rurales.

Bolivia mantiene uno de los niveles más altos de mortalidad materna e infantil en la región. Las causas principales son hemorragias en postpartos y las infecciones. Pese a la vigilancia del Servicio Universal de Salud (SUMI), los índices de mortalidad se mantienen elevados, principalmente en el área rural, donde el riesgo llega al 64 por cada 100 casos de muerte que se producen en el país.

Un reciente informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que el índice de mortalidad materna en Bolivia llega al 64 por ciento en el área rural, pues este sector de la sociedad aún es vulnerable, ya que tiene cuatro veces más probabilidades de fallecer por complicaciones del embarazo, parto o postparto.

En las ciudades, el 42% de las mujeres son atendidas de parto en sus casas y el 58% en centros de salud, mientras que en las áreas rurales el 78% de los partos se atienden en los hogares.

Los esfuerzos de las autoridades bolivianas, durante los últimos años, para tratar de reducir la mortalidad materna y neonatal, pese a los logros favorables, no han alcanzado los resultados esperados, razón por la que el país mantiene unos de los peores resultados en este campo en el continente.

Una información de la Encuesta de Nacional de Demografía y Salud (Endsa) indica que la mortalidad materna es de 230 mujeres, por cada 100 mil nacidos vivos, cuyas causas son: hemorragia 33%, infecciones 17%, aborto 9%, hipertensión 5%, y parto prolongado 2%.

Respecto a la mortalidad infantil, Bolivia registra 36 muertes por cada 100 mil nacidos vivos, entre las principales causas de muerte están las infecciones en 32%, prematurez 30% y asfixia en 22% y otros.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, la mortalidad materna disminuyó en los últimos tres años. Hasta la gestión 2006 había un registro de 290 mujeres fallecidas de cada 100 mil durante el parto, embarazo o el postparto, cifra que disminuyó a 185 por cada 100 mil madres.

Según esta cartera de Estado antes del inicio de programa del Bono Juana Azurduy de Padilla, en la gestión 2006, las cifras eran aún más alarmantes, pero a partir de la vigencia de este beneficio los resultados en este rubro fueron más favorables, debido a la implementación de mejores servicios de salud para atender a las madres de familia.

Según se supo, antes de la gestión 2006, el 50% de las mujeres en estado de gestación daban a luz en sus hogares o domicilios, siendo este factor una de las principales causas de muerte, porque no existen los implementos médicos para auxiliar cuando existe algún riesgo.

De acuerdo al informe de Salud en la gestión 2012, se logró que un 25% de la población asista a los centros de salud o centros hospitalarios, para que puedan ser atendidas por especialistas ginecólogos y se eviten más decesos. Ahora, de 10 madres que dan a luz, ocho ya acuden a los centros.

La información también revela que el 2005 se tenía aproximadamente el 55% de parto institucional y en el 2012 se alcanzó casi el 75%, lo que quiere decir que de cada 10 bolivianos que nacen siete son atendidos por personal de salud y tres aún lo hacen en su domicilio.

Categorías: